martes, 13 de octubre de 2009

Hipatia de Alejandria: Ágora



Este fin de semana he podido disfrutar de una gran película: Ágora. Evidentemente, que Alejandro Amenabar sea el director es casi un seguro, pero lo importante, en este caso, es la historia.

Y la historia no es otra, que los últimos días de Hipatia de Alejandría. Matemática y astrónoma, hija del director de la biblioteca de Alejandría (ni más ni menos). De haber seguido la historia su curso normal, Hipatia se hubiera convertido en la directora de dicha biblioteca, por derecho propio. Fué, sin dudas, una de las mentes más privilegiadas de la Alejandría del 391 d.c.

Pero al parecer la historia tenía otros planes. La irrupción del cristianismo supuso, el fin del conocimiento. La destrucción de la biblioteca por parte de los cristianos, que la reconvirtieron en iglesia. El aniquilamiento, por parte de los cristianos, de los denominados paganos (que adoraban a los antiguos dioses romanos) y de los judíos.

El pecado de Hipatia fué otro. Fué ejecutada de la forma más cruel que se pueda imaginar, por parte de aquellos a los que se les llenaba la boca con las palabras amor y misericordia. Violada, torturada y descuartizada. Así fué su muerte. Ejecutada por tener los dos elemenos peor vistos por los cristianos: era mujer y atea.

Los cristianos del 391 d.c. nos dejaron sin los trabajos (los quemaron todos) y sin una de las mentes más privilegiadas de la época.

La película de Amenabar, nos habla del principio de 1500 años de oscuridad.....

2 comentarios:

  1. Introduzco los microorganismos en una pequeña bañera y me coloco detrás del microscopio. He probado con algunas músicas. No con todas reaccionan igual. Pareciera que les gusta aquella que está compuesta de manera simbólica. Grabo el video utilizando la sinfonía Gymnopedies de Satie.

    Es posible que me encuentre ante un descubrimiento importante para el entendimiento de cómo surgió la vida en el planeta Tierra.

    He aquí la hipótesis: Existe una música, la música del big-bang que sólo a nivel celular es percibida. Se trata de una melodía en la que han de estar todas las claves para la evolución. Esta música, infinita, y cíclica, determinaría el tiempo en que los organismos han de dar lugar a otras especies. El desarrollo de la“inteligencia evolutiva” vendría dado por la conexión, la capacidad sensorial de relación entre los seres, un milagro que no sería posible sin lamúsica profunda y corpuscular.

    ResponderEliminar