martes, 17 de febrero de 2009

Reflexiones (Homenaje a Marta del Castillo)

Otra vez la barbarie. Otra vez la cara más oscura del ser humano ha asomado. De esta vez en Sevilla. El novio de Marta del Castillo ha confesado su crimen. Ahora buscan el cadaver de la pobre Marta por el Guadalquivir.

Prefiero no pensar en el dolor de los familiares, y sobre todo de los padres. Ningún padre debería sobrevivir a sus hijos. Sé que es un tópico muy gastado, pero es de los pocos tópicos que son extrictamente ciertos.

Ahora ya sólo queda impartir justicia. Encontrar el cuerpo de Marta para poder determinar que grado de castigo deben de recibir sus verdugos. Su propio novio. Un chaval que animó a los padres en los momentos duros de la desaparición de Marta, y que ayudó a buscarla, mostrando una sangre fria y una falta de remordimientos propias de una personalidad psicopática. Ahora, habrá que ver que hacemos con él. Cómo le castigamos.

Pero ¿eso es lo único que podemos hacer?¿castigar al criminal?. Quizá alguno me tache de insensible, o de algo peor. Pero ahora, ya echo el mal, quizá sea una buena oportunidad para averiguar el porque. ¿Que lleva a un chaval a matar a su novia, tirar su cuerpo al rio, y engañar a todo el mundo?. ¿Este tipo de delincuentes nacen o se hacen?.

Unos dirán que nacen. Los psicópatas tienen diferencias genéticas bien estudiadas. Otros dirán que se hacen, que son un subfruto de la sociedad. ¿Cual de ellos tiene razón?. En mi modesta opinión, creo que los dos.

Genética vs. Sociedad

Los cambios sociales que hemos venido sufriendo en los últimos años, son claves para fomentar ciertos comportamientos. No quiero que se me mal interprete, pero el acceso de la mujer al mundo laboral (al que, y lo digo desde ya, tienen todo el derecho del mundo), y los horarios cuasi esclavizantes que nos imponen las empresas, han conllevado en nacimiento de lo que en su momento han llamado "la generación de la llave". ¿Y cual es esta "generación de la llave"? Son niños y niñas que tienen "la llave" de su casa, y que van y vuelven solos al colegio, porque los padres pasan todo el día trabajando (los dos). El problema: pasan todo el día solos. Nadie les vigila. Nadie les dice "no hagas esto". Así que hacen lo que quieren. Nadie les dice "no". Los padres, por su parte, pasan pocas horas en casa, y "para 20 minutos al día que paso con mis hijos no voy a estar discutiendo". Grave error. Comprensible por otra parte, pero grave error. Tu misión como padre es educar a tus hijos, no ser su "colega". Así que tenemos a un montón de chavales desbocados, sin nadie que les vigile, que les imponga ningún tipo de disciplina. En este ambiente la violencia, inherente al género humano, se ha convertido en la norma, no en la excepción. Lo mismo le pegan un apaliza a un profesor que parten por la mitad un gato con una catana. No terminan de distinguir el bien del mal. Nade les obliga a distinguir (Y mira que ya lo decían en "el señor de las moscas"... gran libro). La violencia gratuita se convierte en algo normal, que es motivo de júbilo y de burla. No es que antes no la hubiera, pero había alguien que te daba una colleja a la que te salias del tiesto. Al final iban a tener razón los que decían que una ostia a tiempo es buena. (¿Será por eso el surgimiento del "tio de la vara"? 0_o ).

Pero es obvio que aunque la violencia es algo habitual, nuestros jovenes no andan por ahí matándose entre si. Hace falta algo más. Una predisposición a hacerlo, sin sufrir remordimientos, ni sentimiento alguno de culpa. Ahí es donde entra la genética. Nos da las herramientas para que en el ambiente adecuado, todo fluya.

Debería ser nuestra obligación y prioridad que un crimen como este no vuelva a producirse. Si analizamos el "porqué" surguen este tipo de individuos podremos intentar, al menos, minimizar el problema. Si no hacemos nada, lo más que haremos será llorar a otra victima cuando otro asesino haga aparición.

Para algunos la prioridad es impartir justicia y castigar al delincuente. A mi no me basta. Eso no devuelve la vida de la victima. No te devuelve ni su sonrisa, ni su mirada, ni su mala leche. Marta seguirá inerte, en algún punto del rio Guadalquivir. El mal ya estará echo. Y nosotros seremos culpables, junto con su asesino, por no haber echo nada para evitarlo. Su muerte es, en parte, culpa de todos. Tendremos que aceptar nuestra responsabilidad en este echo. Cantar el "mea culpa". Porque a esta gente, los construimos entre todos.

Ya podeis crucificarme.

11 comentarios:

  1. Demasiada razon llevas en tus palabras, gente como el asesino de Marta, son producto de la sociedad, de sus genes tambien, pero si esta sociedad se pusiera las pilas, seguramente los malnacidos como este chaval no existirian. O almenos no podrian llevar a cabo sus actos.
    Estoy de acuerdo contigo, pero esto quedara en un asesinato mas. Y nadie movera un dedo, o almenos nadie que pueda hacer realmente algo para subsanarlo.

    un saludo y un besazo ratoncito.

    ultimamente apenas tengo tiempo. pero siempre que puedo te leo.

    cuidate.

    ResponderEliminar
  2. Mira hoy voy a dejarte un mensajito, pq te doy la razon, la educación ha venido impartida toda nuestra vida por los padres... q son como tu bien dices los q te dicen donde está el límite del bien y el mal. Es un poco cínico volver la vista atrás y ver q los pasos q damos hacia adelante con todo el tema de la "igualdad de sexos" nos está boicoteando muchos aspectos d nuestra tan deseada "vida moderna" como tu bien has dicho.
    Puede q me tachen a mi también de algo, pero me arriesgaré a decir q en la religión musulmana no permite q unos niños crezcan sin la educación de sus padres, el hombre esta destinado a trabajar, tiene fuerza física para ello y nosotras no llegamos a tanto aunque nos joda! señoras... SEAMOS REALISTAS, la mujer tiene paciencia (cosa q seria cuestionable en el hombre)... tiene q cuidar de sus hijos y de su casa, así se reparten las tareas en el Sagrado Libro del Corán.
    Deberíamos ser conscientes a la hora de tener hijos y de educarlos, ni ciudadanía ni leches reivindico desde aquí menos jornada laboral y mas sueldos... verías como habría mas tiempo para la educación.

    Así q ahora tenemos dos víctimas el asesino, y el verdugo.

    ResponderEliminar
  3. Yo, no entro en si debería ser la madre o el padre el que estuviera en casa. Simplemente pongo de manifiesto un punto negativo de la entrada de la mujer al mundo laboral. Aún así, los roles del último millón de años no van a desaparecer así como así.

    Gracias por tu apoyo.

    Pd: Yo reveindico la inversión del horario laboral. Trabajar sábados y domingos, y descansar de lunes a viernes... :P (que esto está quedando demasiado serio...)

    ResponderEliminar
  4. No estoy de acuerdo con tu teoria "genética", porque entonces en la alemania nazi hubo un cúmulo de casualidades genéticas increibles. Creo que es mas una cuestión de educación, en el caso de este chico no se puede decir que sea de la generacion de "la llave", puesto que según se dice aunque con toda la falsa información que hay no me extrañaría que fuese mentira) es huérfano al menos de uno de los dos padres.

    Mucha gente dice que es culpa de todos nosotros ¿y porque? ¿sabeis de algun pais civilizado dónde hayan conseguido que nunca haya asesinatos? Lo incontrolable nos asusta, pero si alguien puede garantizar (y demostrar) un sistema que evite esto, tiene mi voto..

    ResponderEliminar
  5. La genética no determina nunca nada de por sí sola. Simplemente predispone a... Digamos que genera tendencias. En el caso de la Alemania nazi se despertó el arquetipo de Odín, perteneciente a la cultura celta (por eso fué el uso de la cruz gamada, simbolo del sol en la cultura celta). Y los arquetipos provienen, en gran parte, de la memoria genética (quizá Jung te lo sepa explicar mejor). En cualquier caso, repito: la genética, de por si sola, no provoca ningún comportamiento. Es más bien un complemento que ayuda a ......

    Con respecto a si pertenece a la generación de la llave, si es huerfano de padre (o madre) lo será con más motivo (las facturas ya no se reparten entre dos, sino que las tiene que pagar uno solo). En cualquier problema, el abandono (no literal, pero si de pasar muchas horas solo sin vigilancia) es una causa, casi siempre, subyacente en estos casos.

    Nunca se ha logrado, y no creo que se logre, al menos a corto o medio plazo, evitar que se cometan asesinatos. Pero si creo que merece la pena intentarlo. Porque para mi, el mayor problema es que tampoco se ha inentado. Preferimos clavar la cabeza del delincuente en una pica.

    ResponderEliminar
  6. Conozco a Jung, y he estudiado sobre la que el denomina "memoria genética". Respeto que sigas una corriente psicoanalítica pero no la comparto. Como bien dices la genética es un complemento, una ayuda, lo que qise decir con mi mensaje es que esa ayuda es mucho más pequeña de lo que la gente piensa y que en determinadas condiciones, practicamente cualquier persona podría hacerlo (¿has visto "La ola"?).

    Sigo diciendo que no pienso que este individuo pueda englobarse como producto de "la llave" porque huerfanos ha habido siempre, y no hace falta saber demasiado de psicología evolutiva para saber que esta carencia repercute de manera especial en cualquier individuo, no ha de mezclarse con los que en una familia estructurada tienen estas carencias porque los padres así los educan.


    Cierto que merece la pena intentarlo, siempre, en el momento en el que nadie crea en el cambio estaremos ante una sociedad perdida, pero no me negarás que tu post tiene un transfondo que da pie a considerar la vuelta a la "mano dura", un transfondo que como todo en esta vida, tiene bastante de política y de parar esta libertad. No niego que quizá tengas razón, lo qe quero decir con todo esto es quebajo mi punto de vista estás mezclando: la culpabilidad de toda la sociedad en la que tendríamos que hacer algo, con la "hostia a tiempo", en definitiva, abogando por una educacion más autoritaria.

    Ojo, que a lo mejor yo te he entendido mal y solo se trata de una reivindicacion por una mejor educación, no mas coercitiva sino simplemente una mayor atención a la empatía, etica, moral, educacion etc de los jovenes, en cuyo caso si estaría de acuerdo. La expresión de la colleja, de la hostia a tiempo, es lo que me hace dicrepar.

    ResponderEliminar
  7. Esto empieza a parecer un chat. Pero desde luego es interesante la conversación. ;-)

    Con respecto a la memoria genética (mea culpa por no haberlo puesto en mi comentario anterior) me refería más bien a los estudios actuales, en los cuales se demuestra que a través del genoma se transmiten ciertos recuerdos (ejemplo claro son las personas que dicen haber vivido otras vidas, y lo que tienen realmente son recuerdos transmitidos a traves del genoma por algún antepasado suyo). Aunque estos estudios vienen a verificar, en cierta manera (no totalmente), lo que Jung llama "memoria genética" (creo que tuvo una intución muy acertada a ese respecto). No he visto "la ola", pero he leido "el señor de las moscas". Quizá en el fondo ambos digan lo mismo.

    El tema de la "generación de la llave", es una reflexión personal, en la que creo que puede ser una de las causas (ningún fenómeno tiene una única causa, y por lo tanto poner este echo como "causa" no es posible). Evidentemente no es la única. Tiene que haber "algo más". Si conoces la "dependencia sensitiva de las condiciones iniciales" (y si no conoces bien el concepto, aquí te dejo una explicación que puse en mi otro blog al respecto: http://thedarkbrainfactory.blogspot.com/2008/10/el-efecto-mariposa.html) sabrás a que me refiero.

    No estoy seguro de que hayas entendido mal o de que me haya expresado yo mal. Cualquiera de las dos es posible. LA VIOLENCIA NUNCA ES UNA SOLUCIÓN, ES EL PROBLEMA. Así que nunca abogaré por el uso de la violencia para enseñar a nuestros jóvenes. Pero si creo que les hace falta algo de disciplina. Creo que hay que educar, y los chavales están "demasiado sueltos". No abogo por la mano dura, pero si por una mayor "atención a la empatía, etica, moral, educacion etc de los jovenes" como bien has dicho. Repito... quizá haya sido yo el que no se haya expresado todo lo bien que debiera.

    Gracias por tus comentarios.
    Recibe un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  8. Opino que la cuestión genetica en este caso no tiene nada que ver ( y estoy segurisima, de que teneis mas información que yo al respecto). Todos por naturaleza se podría decir que podemos llegar a matar. Es la educación, el entender el bien y el mal como lo conocemos, conocer los limites y el conocimiento del valor de una vida y el respeto (entre muchas otras cosas) lo que nos para ante tal pensamiento, el control.
    Todos hemos podido tener una bronca con alguien un fin de semana, pero nuestra educación, quimica, lo que sea, nos pone en alerta y sabemos que es mejor no seguir la bronca, tenemos control.
    Todos hemos visto un partido de futbol y como de un momento a otro en un momento de euforia o de frustración hay gente que se lia a leches con el que tien al lado, esos no saben controlarse, se la suda olimpicamente el projimo y la repercusión de sus actos.
    Yo he sido de la generación de "la llave", con padres trabajadores, siempre han tenido tiempo para mi, y cuando me han tenido que parar los pies lo han hecho, de pequeña con azotes en el culo, en la pubertad y de joven con la palabra.
    Quizás el problema este en la comunicación, en la falta de comunicación entre padres e hijos y entre profresores y alumnos, porque si, si son educadores, están para educar, ahora no se pueden lavar las manos, no me vale que se desentiendan los padres ni los profesores.
    No soy partidaria de los guantazos, no la respeto para nada, pero yo he podido ver en mi clase a un compañero enfrentarse a la profesora y lanzar por el aire la silla y el pupitre... Eso, en la epoca de mi hermano y en mis primeros años de colegio, no pasaba.Y si pasaba el profesor podía enviarlo al jefe de estudios, y este hacer algo al respecto, pero si lo agarraba por el brazo para sacarlo de clase no se veía como una agresión al alumno.
    En el ultimo año de colegio, en el que estuve (me cambié de privado a público), las puertas estaban abiertas, entraba y salía todo el mundo cuando queria, si faltabas y no llevabas justificante, al final no pasaba nada. Si alguien golpeaba a alguien, la gente les miraba y no hacian nada. De esto hace 11 años. Creo que ya sabeis como está el tema ahora, no hay respeto por nada ni nadie.
    No sé si me he ido mucho por las ramas, pero creo que más o menos se entiende lo que quiero decir, no tiene nada que ver tener la llave de tu casa o padres trabajadores, el día que tu eres padre pones en el mundo a alguien que debes "moldear" lo mejor posible para que sea una gran persona, y en eso influye la educación que le des tu y la que reciba por parte de sus profesores, mayormente.

    ResponderEliminar
  9. Soy un poco axceptico con respecto a una memoria genética de aprendizajes de nuestros ancestros, esto me recuerda bastante a Lamarck, que pensaba parecido a darwing pero creia que los conocimientos se transmitian genéticamente. Creo que hay muchos mecanismos de transmision generacional pero no creo que el genoma transmita recuerdos. Claro está si me lo demuestran si lo creeré.

    Por lo demas, queda aclarado, y creo que si estamos de acuerdo. Respecto al enlace de tu otro blog es una brillante explicacion de como suceden las cosas. Pienso que todo es mucho mas milticausal de lo que pensamos, pero es imposible abarcar todos lso factores por eso para avanzar en cualquier estudio necesitamos ser irremediablemente reduccionistas.

    Y estoy tambien en gran medida de acuerdo contigo nuku-nuku, es quiza lo que queria decir: en este caso la influencia genetica esta claro que existe orque siempre está ahi, peri no creo que deba darsele gran importancia porque cualquiera de nsotros es capaz de matar en determinadas condiciones, por lo que influye, si, pero yo le daba el gran peso de responsabilidad a la educacion en estos casos

    ResponderEliminar
  10. Sobre el tema de la memoria genética, está bastante admitido. De echo, a habido estudios serios que parecen ratificarla. Te dejo un link que creo interesante al respecto: http://graduados.uprrp.edu/inventio/vol3/adn_memoria.htm. Básicamente la transmisión de recuerdos se haría en la memoria a largo plazo. A lo demás, vendría a corroborar, en muchos de sus postulados, la memoria cultural de Jung (él ya la llamaba memoria genética... un crack el amigo). De todas maneras, y para no perdernos, lo de la memoria genética venía al caso por los arquetipos, usados durante el ascenso de Hitler al poder. Que luego nos perdemos.

    Gracias por la crítica al enlace de mi otro blog. Y si... debe de ser cierto, porque ha surgido una corriente científica alrededor de este concepto (la que luego denominaron teoría del caos. Lectura recomendada: Chaos, making a new science de James Gleick).

    Sobre el porcentaje de responsabilidad en este tipo de casos de la genética (o en cualquier otro) ya he dicho, y vuelvo a repetir, que no es determinante. Pero no me gusta obviarla de la ecuación. Su influencia no sea muy grande, pero está ahí. En cualquier caso (y creo que eso se puede extraer del texto), la educación es otro factor fundamental. De echo, la formación de los esquemas mentales son los determinantes. Y del como se forman podríamos hacer un par de libros... jajajajaja.... Pero en cualquier caso, son cruciales.

    Un saludo.

    ResponderEliminar