martes, 14 de abril de 2009

Crisis en el seno de la Iglesia

La causa principal de la crisis les parece claro que es "la infidelidad al Vaticano II y el miedo ante las reformas que exigía". Afirman: "Ya durante el Concilio se hicieron durísimas críticas a la curia romana. Más tarde Pablo VI intentó poner en marcha una reforma de esa curia, que esta misma bloqueó. Si algún error grave se cometió en los pontificados anteriores [al de Benedicto XVI] fue precisamente el dejar bloqueada esa urgente reforma del entorno papal". La consecuencia, según el manifiesto, "es el injusto poder de la curia romana sobre el colegio episcopal, que deriva en una serie de nombramientos de obispos al margen de las iglesias locales, y que busca no los pastores que cada iglesia necesita, sino peones fieles que defiendan los intereses del poder central y no los del pueblo de Dios".

Entre las consecuencias "cada vez más perceptibles" de esa deriva subrayan la doble actitud de mano tendida hacia posturas lindantes con la extrema derecha autoritaria ("aunque sean infieles al evangelio e incluso ateas"), y los "golpes inmisericordes" contra todas las posturas afines a la libertad evangélica, a la fraternidad cristiana y a la igualdad entre todos los hijos de Dios, "tan clamorosamente negada hoy".

Otra consecuencia es "la incapacidad para escuchar", que hace que la institución esté cometiendo "ridículos mayores que los del caso Galileo". Tesis del manifiesto: Galileo tenía razón en su intuición sobre el movimiento de los astros, pero no la tenía en sus argumentos. En cambio, hoy la ciencia suministra datos que la curia romana prefiere desconocer: por ejemplo en problemas referentes al inicio y al fin de la vida. La consecuencia es que "la proclamada síntesis entre fe y razón se ve así puesta en entredicho".

Fuente: El Pais.

Parece ser que como siempre a los que estan en la cumbre, les incomodan los reformistas. "Sesque" no terminamos de avanzar. Y la iglesia menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada